Mente

5 maneras en las que el pensamiento positivo puede mejorar tu salud

Transformar pensamientos negativos en positivos no sólo te hará más feliz en un corto plazo, sino que también puede ayudarte a vivir más tiempo. “La gente positiva cambia el mundo, mientras que la negativa lo mantiene como está.” (https://gananci.com/frases-para-empezar-el-dia/)

Cuando los tiempos se ponen difíciles, bien sea porque fuiste despedido de tu trabajo, sufriste una ruptura amorosa o tienes un problema médico, resulta muy difícil enfocarse en lo positivo. De hecho, los pensamientos negativos son reacciones normales.

"Desde una perspectiva evolutiva, nos enfocamos en lo negativo porque nuestro cuerpo piensa que necesitamos ser hipervigilantes para asegurarnos de que no nos coma un tigre de diente de sable o tocar una planta venenosa", dice Shauna Shapiro, Ph.D. , psicólogo clínica.

"Somos velcro para los pensamientos negativos y teflón para los positivo, estos últimos se rechazan porque creemos que no los necesitamos para sobrevivir."

Pero resulta que son necesarios. El pensamiento positivo puede tener un enorme impacto en la salud, tanto mental como física. Aquí, los expertos comparten por qué el pensamiento positivo resulta tan provecho, incluso para la salud.

 Alivia ciertas dolencias

"El poder de la mente para manifestar la realidad física es ilimitado", dice Prudence Hall, M.D., médico líder de la medicina consciente.

Pero la positividad es crítica. "Nuestros pensamientos son uno de los medicamentos más poderosos", dice la Dr. Hall. Si  estás experimentando un problema de salud grave, o simplemente tratando de perder peso, monitorear e interrumpir pensamientos negativos como, "nunca voy a mejorar", o "nunca voy a perder el peso", es vital para no derrotarte desde el principio.

Mejorará tu digestión

Por extraño que parezca, el 80 por ciento de la serotonina, conocida como la "hormona de la felicidad", se encuentra en el intestino más que en el cerebro, dice Stephanie Parmely, Ph.D., psicóloga de Mercy Medical Group en Folsom, CA.

Esta es la razón por la cual algunas personas sufren de dolores estomacales cuando están estresadas. La reducción de los niveles de serotonina también puede ser la raiz de problemas como el síndrome de intestino irritable y el estreñimiento, dice la experta.

El sistema digestivo y los intestinos se ven afectados por el flujo sanguíneo. Si se vive en un estado de estrés crónico, se aumenta el flujo sanguíneo a las extremidades y disminuye al sistema digestivo, causando problemas estomacales.

Mantenerte optimista y simplemente recordar eventos positivos, sin embargo, puede aumentar la producción de serotonina y mejorar la digestión en el proceso, explica Parmely. Pensamientos felices, estómago feliz.

Puedes aumentar tu inmunidad

Realmente te puedes preocupar hasta enfermarte. Cuando te sientes estresado, los niveles de la hormona del estrés cortisol, aumentan, deteriorando el sistema inmune, explica Shapiro. Pero los pensamientos positivos hacen exactamente lo contrario.

Estudios han encontrado que los pacientes con cáncer que completaron un curso especial diseñado para hacerlos más optimistas, tenían sistemas inmunológicos más fuertes que aquellos que no lo hicieron.

Una investigación de UCLA encontró que los estudiantes de derecho que comenzaron su primer semestre sintiéndose optimistas acerca de su experiencia, tuvieron más células T auxiliares a mitad del semestre, lo que amplificó la respuesta  del sistema inmunológico, en comparación con los estudiantes pesimistas.

 Mejorará tus hábitos de sueño

Una corriente de pensamientos estresantes es una de las causas principales de los trastornos del sueño, dice la Dr. Hall. Tan sólo uno o dos minutos de pensamientos tranquilos y positivos antes de acostarte pueden tener una enorme influencia en un sueño más saludable.

Después de cerrar los ojos, visualiza pensamientos positivos y dejarte sentir como si ya hubiesen ocurrido.

No sólo el obtener un sueño más largo y profundo mejorará tu estado de ánimo y tu capacidad para hacer frente a situaciones difíciles, sino que la investigación sugiere que también reducirá el riesgo de enfermedades como la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares.

Ayudarás a tu corazón y vivirás más tiempo

Tus emociones afectan a tu corazón, en un sentido figurado y literal. A largo plazo, el estrés excesivo y la adrenalina (una hormona que dilata los vasos sanguíneos) pueden afectar negativamente la salud cardiovascular, dice Parmely.

De hecho, un estudio reciente encontró que las personas con un rango cuatro veces mayor de  pensamientos pesimistas tenían el doble más de probabilidades de morir de enfermedades cardíacas.

Parmely dice: "Las personas positivas y optimistas tienden a vivir más tiempo, esto debido a la mejora del sistema inmunológico, la disminución de la depresión y una mayor salud cardiovascular.”

Share Button

Author: Edith Gomez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.Twitter: @edigomben

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *