Mente

Cómo evitar que el mal humor arruine tu día en 10 pasos

Imagen de como puedes evitar el mal humor en 10 pasos

Una gran porción de las personas en el planeta, vive un ritmo de vida acelerado y despreocupado por cosas que son de vital importancia. Y cuando hablamos de estados de ánimo ya no solo es por nosotros mismos, sino a su vez por quienes nos rodean.

Puede que estemos conservando un ánimo pesimista y que nos hace ver como unas personas a las que es mejor no acercárseles. Sin contar con el daño que eso le ocasiona a tu bienestar y productividad, evitará que puedas notar cosas que solo entenderás al ser empático y seguro.

Como todo en la vida, existen pequeños consejos y trucos que puedes adaptar a tu estilo y que deberás implantar en tu comportamiento. Te ofrecemos los 10 más efectivos para este fin:

1.- ¡No remolonees en la cama!

Aquí, podemos decir que hablamos de un hábito más que de una necesidad. No siempre es posible poder dormir esas fabulosas 8 horas (o más), pero no hagas que una alarma te haga despertar y tu voluntad te haga dormir en un ciclo sinfín.

Esto acabará con tu humor rápidamente y con parte de los planes que tienes para el día. En el peor de los casos, deberás sacrificar el tiempo para hacerte un desayuno apropiado o incluso, no tener tiempo para comer nada.

2.- Bebe agua

La deshidratación generará una sensación de resequedad en los labios y un constante dolor de cabeza que sacaría de sus casillas a cualquiera. Además en horas de trabajo, harán que estés muy ansioso.

Trata de consumir fruta en meriendas y desayunos, algunas verduras para la comida de la tarde y buenas cantidades de agua durante todo el día. 

3.- Empieza haciendo algo que te gusta

No hay nada como una taza de café, un buen periódico o un capítulo de esa interesante serie. Disfruta de esto en las primeras horas del día para motivarte.

Un incentivo adicional muy recomendable es el sexo matutino. Siempre es vigorizante y es clave en la segregación de hormonas en el cerebro.

4.- Deja entrar a la luz del sol

Es complicado mantener una alimentación sana en muchos casos, bien sea por una cantidad de tareas durante el día, bajos ingresos o ambas. En estos casos es muy importante obtener una vitamina que no se encuentra de forma natural en muchos alimentos.

Darle cabida al sol en todo tu hogar, además de permitirle erradicar una gran cantidad de bacterias y virus, te ofrecerá una sana cantidad de vitamina D.

5.- ¡Desayuna bien!

Debes de hacer el desayuno no sólo algo importante, sino algo tan vital como el aire para tu vida. El desayuno es lo que le permite a tu cuerpo tener los nutrientes para empezar el día como es debido y mantener la salud en todo tu organismo.

Incluye en este una gran cantidad de fibras naturales propias de frutas y verduras. Avena u otros cereales y huevos, serán de lo más beneficiosos para ti. 

6.- Haz un poco de ejercicio

Un poco de spinning, sal a correr un rato con tu perro o haz un poco de yoga. Es esencial mantener a tus músculos y una estructura ósea de envidiar.

Un poco de ejercicio todos los días o al menos tres veces por semana es algo que luego agradecerás tener como hábito.

7.- ¡Sé un poco loca!

Aún si no eres un amante de los bailes de salón o de las noches en discos, es ampliamente recomendable colocar música (si lo prefieres en un entorno privado) y ponerte a cantar y bailar al ritmo de esta.

La música es una de las pocas actividades que ejercitan todas las capacidades del cerebro.

8.- Arréglate

Aunque lo consideres innecesarios, dale un retoque a tu aspecto. 

Cómprate un poco de maquillaje o empieza a ir más seguido al gimnasio. No es necesario que lo hagas por lo que lo demás opinen, aunque si todos tienen una opinión acertada de como luces, también te ayudará (aun si prefieres negarlo).

El tener un aspecto que a nosotros mismos nos agrade y con la que podamos sentirnos conformes.

9.- No vayas con prisas

Tómate tu tiempo. Si ya tienes claro lo de despertarte temprano y no haya nada más que te afecte no tienes porqué angustiarte más de la cuenta.

Las prisas solo te llevarán a olvidar cosas o a hacer todo de forma indebida e ineficaz. Sé un poco más paciente y date un pequeño lujo con esto.

10.- Dale a las cosas la importancia que se merecen a través del lenguaje

Es muy cierto eso de “obrar con las palabras”. Muchas veces exageramos demasiado nuestros desinfortunios y accidentes.

Trata de controlar un poco más tu lenguaje, te puede llevar a ser pesimista. Canaliza la rabia e ira mediante otras prácticas y estas a su vez mejorarán tu ánimo.

Share Button

Author: Edith Gomez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben