Espiritu, Mente

¿Cómo profundizar tu relación espiritual con la naturaleza?

¿Cómo profundizar tu relación espiritual con la naturaleza? - image

Si estás interesada en conectarte mejor con la naturaleza, es porque anteriormente la has sentido, ¿cierto?

Seguramente has tenido un montón de experiencias al aire libre, pero que no te han hecho sentir nada significativo. Sin embargo, un día pasa algo mágico y te das cuenta del maravilloso y basto mundo que te rodea. Según Gananci, estas son algunas afirmaciones poderosas para tener una vida extraordinaria.

Te quedas allí observando fijamente aquel árbol y te das cuenta de que TÚ también eres parte de ese entorno. Además llegas a un estado de conciencia que te permite ver que no eres más que ese árbol, sino que ambos tienen la misma importancia en la Tierra.

Estos momentos de claridad, paz y conexión son, en definitiva, encuentros accidentales con la naturaleza, pues no buscabas nada de esto, simplemente ocurrió. Lamentablemente, no vas más allá de esto. Sabes que te gusta la naturaleza y que te sientes bien con ella, pero no sabes cómo conectarte intencionalmente. 

La sociedad nos presiona a prestarle más atención a la apariencia que al espíritu de las cosas, entonces usamos los entornos al aire libre solo para ejercitarnos y pasar un rato agradable con los amigos.

coneccion con la naturaleza image

Si quieres descubrir tu propia esencia y vivir tu vida de la mano con la naturaleza, no dejes de leer los siguientes consejos:

  1. Comprométete a conectarte con la naturalezaEl rápido ritmo de la vida mantiene nuestras mentes ocupadas, tanto que a veces solemos olvidar las cosas más importantes. Incluso si en ocasiones pasas tiempo en la naturaleza, las preocupaciones en tu cabeza pueden tomar el control de tu vida.Si no tienes la intención de conectarte, difícilmente tendrás la posibilidad de establecer una verdadera relación con la naturaleza.
  2. Busca tiempo para estar a solas con la naturaleza

    Cuando estamos con otras personas, nos preocupamos de lo que los demás puedan pensar sobre nosotros, así que cambiamos un poco nuestra manera de ser para adaptarnos mejor a ellos y ser aceptados.

    Todos estos patrones sociales imposibilitan nuestra conexión con la naturaleza, por lo tanto, la mejor manera de lograrlo es cuando estamos solos. La verdad no es tan difícil como parece, pues tampoco debes alejarte mucho. ¡Sólo aprovecha tus momentos en la naturaleza!

  3. Siéntate

    Encuentra un buen lugar y siéntate. Cuando estás sentada es mucho más fácil conectarse pues la mente y el cuerpo se encuentran en calma.

    Asegúrate de preparar un poco el lugar donde te vas a sentar. Si es un lugar muy frío o está mojado debes poner algo en el suelo para poder sentarte. Además, debes llevar ropa extra, ya que una vez que dejas de moverte, la temperatura del cuerpo comienza a descender.

  4. Relájate y observa

    Una vez que encuentres un buen lugar y lo prepares para sentirte cómoda, es momento de relajarte y observar. Mira todo lo que te rodea y detente a observar los detalles más pequeños: las rocas, el pasto, el sonido del viento, las hormigas…

    Disfruta el momento, enfoca tu mente y permite que tus ojos se queden allí, contemplando y admirando.

  5. Comunícate

    En este punto todo se vuelve emocionante, pues es cuando tu mente se revela.

    Si fuiste criado en la cultura occidental, seguramente te enseñaron que las personas son las únicas que tienen alma a diferencia de los animales. Y por ende mucho menos la tendrían los lagos, los árboles, las flores y las rocas.

Sin embargo, la percepción racional de la ciencia no puede explicar cómo es que alguien puede sentir una conexión espiritual con la naturaleza. Así que tú decides, ¿estás dispuesto a deshacerte de esta concepción por un momento para vivir una experiencia totalmente diferente?

Si tu respuesta es SÍ, entonces trata de hablar con algún objeto que llame tu atención (suena loco pero es liberador), y hazle preguntas. Algunas veces aparecerán palabras e ideas en tu cabeza que normalmente tú no pensarías.

Aunque no lo creas, la naturaleza puede darnos muchas respuestas si tenemos los ojos y la mente bien abiertos. Escúchala y te sorprenderás de lo que puede decirte.

¿Estás listo para tener una verdadera conexión con la naturaleza? Una vez que lo logres podrás sentirte mucho más feliz contigo mismo y con tu entorno.

Share Button

Author: Edith Gomez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben