Mente

¿Cómo ser más paciente y estar en pleno control de tu vida?

como ser paciente - image

La paciencia no es nada más que la habilidad de tolerar cuando las cosas se ponen verdaderamente difíciles. Es la habilidad de mantenerse en calma y pensar claramente en tiempos de necesidad. Pero normalmente hablando, es la habilidad de esperar sin sentirse ansioso o fastidiado, un recurso clave para alcanzar una vida exitosa.

La paciencia es necesaria para ser exitoso, por lo que debes poner todo el esfuerzo que sea posible en el simple hecho de mejorar y fortalecer esta habilidad. Según Gananci, estas son algunas claves para alcanzar el éxito en tu vida.

Aquí te van algunos beneficios que obtendrás al convertirte en una persona más paciente:

  • Tomarás mejores decisiones: serás mucho mejor tomando decisiones al ser paciente, pues te tomarás el tiempo de evaluar cada situación y además entenderás que las decisiones impulsivas nunca serán buenas para ti. Las probabilidades de que tomes una mala decisión disminuirán si lo haces sin ningún apuro.
  • Reducirás estrés: si eres paciente reducirás el estrés en tu vida, ya que comenzarás a entender que algunas cosas toman más tiempo que otras y que esperar que las cosas pasen no siempre está mal.
  • Tendrás mejores relaciones: te convertirás en una persona más flexible y comprensiva hacia los errores y defectos de los demás. Por lo tanto, serás más capaz de construir relaciones largas y fuertes.

A continuación, hemos preparado para ti las siguientes estrategias que te ayudarán a convertirte en una persona más paciente y llevadera:

  1. Entiende y contrarresta tus impulsos

La impaciencia es algo que te hace detonar, y aunque este detonante es distinto para cada persona, tiene el mismo propósito. Para ser paciente trata de identificar cuáles son tus detonantes, ¿qué es lo que sientes y piensas justo antes de perder el control?

Una vez que entiendas esto, podrás comenzar a contrarrestarlo al practicar ejercicios o técnicas de relajación cuando sientas que el fuego está comenzando a surgir dentro de ti.

2. Construye autoconfianza

La impaciencia surge cuando alguien no se siente bien, cuando no tienes el control de las cosas o tal vez cuando sientes que no puedes hacer nada respecto a alguna situación.

Una persona con un alto nivel de confianza aceptará la situación tal cual es. No tratará de ir en contra de ella, sino que trabajará junto a ella. Si quieres ser más paciente, considera que la paciencia y la confianza vienen de la mano.

3. Sé más positivo

La paciencia se trata de perspectiva y de cómo ves cada situación. Por ejemplo, si te deja el autobús por la mañana, no pierdas el control, encuentra el lado positivo de ello y disfruta el viento sobre tu rostro mientras caminas.

Esfuérzate en ponerle un toque de positivismo a cada cosa que hagas, y verás que al poco tiempo te darás cuenta de que no solo te sentirás menos tenso, sino que te convertirás en una persona más feliz.

4. Cambia tu actitud

La mayoría de las personas que constantemente luchan para ser pacientes nunca pueden responder a la siguiente pregunta: ¿por qué estás tan apurado?

Debes estar consciente de que si algo ocurre algunos minutos antes o después, nada malo sucederá. De igual modo, las cosas se realizarán y seguirán funcionando. Trata de mantener una perspectiva amplia y no te estreses sin necesidad.

5. Libera tensión y estrés periódicamente

La impaciencia es la explosión de una acumulación de emociones. Por lo tanto, trata de liberar estrés y limpiar todo tu cuerpo. Para lograrlo puedes practicar las siguientes actividades:

  • Ejercicio
  • Ejercicios de respiración. Si quieres aprender a relajarte en 60 segundos, prueba estos ejercicios de respiración.
  • Esferas anti-estrés
  • Diez minutos de yoga

La paciencia es un estado mental que no se consigue de la noche a la mañana. Así que si realmente quieres convertirte en una persona paciente, prepárate no solo para trabajar duro, sino para prepararte para esta aventura.

Comprende que solo puedes desarrollar una perspectiva paciente después de un determinado período de tiempo, no es algo que se da instantáneamente. Además, recuerda que la paciencia solo puede construirse con paciencia, así que prepárate para expandir tus límites y extender tu zona de confort. ¿Estás dispuesto a cambiar tu vida?

“La paciencia no es simplemente la capacidad de esperar – es cómo nos comportamos mientras esperamos”. -Joyce Meyer-.

Share Button

Author: Edith Gomez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben