Mente

La difícil tarea de soltar: algunas cosas que pueden mantenerte atado

Una de las características más grandiosas que tenemos los seres humanos es que cada uno es diferente al otro, con elementos únicos que le hacen ser alguien especial, con sus virtudes y debilidades. Estas diferencias vienen dadas por la crianza, el ambiente en el que nos desarrollamos e incluso los alimentos que consumimos, ya que absolutamente todo tiene un impacto en nuestras vidas.

Eso sí, a pesar de que todo influya, también tenemos la oportunidad de ir moldeando nuestro propio camino gracias a las decisiones que tengamos a bien tomar. No somos hojas llevadas por el viento de la fuerza del destino sin que podamos ofrecer ninguna resistencia o sin que tengamos la oportunidad de dictar los lugares a donde queramos ir. Nuestra actitud juega un rol importantísimo en las cosas que obtenemos y lo que no, por eso es tan importante pensar en positivo, ya que de nuestra mente se desprende todo lo que somos, hacemos y decimos.

Asimismo, podemos estar muy comprometidos en nuestro crecimiento y desarrollo personal con la vista puesta en el presente y futuro, pero si no nos ocupamos también de las cosas que nos mantienen atados al pasado, ese crecimiento será más lento y dificultoso.

Es como si tuvieras un grillete que no te permite andar a tu máxima velocidad -aunque lo desees con todas tus fuerzas- porque su peso lo hace una carga difícil y aunque te acostumbres, nunca tendrás la libertad que tendrías si lograras deshacerte de él.

Puede haber múltiples factores que nos mantengan en esa situación. A continuación, podrás saber cuáles son algunos para que realices una evaluación y tomes la decisión de librarte de los que te aquejen de una vez por todas:

-A personas: cuando nos aferramos a alguien, ya sea por razones positivas o negativas, no nos estamos haciendo un bien. Es cierto que somos seres sociales y necesitamos la compañía y el apoyo de otros, pero cuando esa compañía se convierte en una necesidad, es porque existe el apego y eso no nos favorece.

Toma en cuenta que todo es temporal, las personas, las situaciones. Puede que algunas temporadas sean mucho más largas que otras, pero debes estar preparado para los cambios y disfrutar al máximo los buenos momentos. No necesitas de alguien más para estar completo o ser feliz. Según Gananci, para tener felicidad es necesario que te creas capaz de alcanzarla.

También existe la necesidad de soltar por rencores antiguos, resentimientos caducados o recuerdos dolorosos que podemos tener relacionados a otros en el pasado. Eso también se convierte en una pesada carga que arrastramos inconscientemente. Cuando no te permites dejar ir, el sufrimiento es mucho mayor que cuando sueltas, aunque cueste.

Cuando podemos mirar al pasado y no sentir rabia, angustia o culpa por situaciones que sucedieron, habremos obtenido una importante victoria y estaremos más cerca de convertirnos en la persona que deseamos ser. Habremos soltado lo que no nos conviene.

-A bienes materiales: es excelente disfrutar de estabilidad económica. Nos hace sentir seguros y nos permite satisfacer desde nuestras necesidades básicas hasta algunos deseos gracias al esfuerzo que realizamos, pero cuando esto se vuelve un problema cuando nos apegamos emocionalmente a las cosas.

El dinero, y cada uno de los bienes que podamos poseer son temporales. Cuando nos vayamos de este mundo no podremos llevarnos nada a lo que venga después de la muerte física. Así que debemos erigir una barrera entre las cosas que poseemos y el apego emocional.

Si no somos capaces de hacer esto, nuestra felicidad no está proviniendo del interior, sino que está condicionada por las posesiones que tenemos. Cuando sueltas el apego hacia los bienes materiales, puedes mantener un buen estado de ánimo y una actitud saludable incluso en momentos económicos difíciles, porque la paz mana de ti y no depende de lo material.

-A otros factores: hay personas que les cuesta soltar desde situaciones, actividades, trabajos, a sus hijos y más. Se aferran a cada una de estas cosas como si fueran el santo grial. Dependen de ellas exclusivamente para sentirse bien o las culpan de sus desdichas cuando en realidad nosotros somos los responsables de nuestras emociones.

Tenemos estímulos y reaccionamos ante ellos, pero debemos tener la madurez requerida para tomar la responsabilidad de nuestras emociones y de no dejarnos dominar por ellas. Si tienes la actitud positiva necesaria podrás atraer todo aquello que deseas para tu vida y estas se quedarán ahí sin que tú debas hacer esfuerzos sobrenaturales para que esto ocurra.

Algunos de los beneficios de soltar son:

-Libertad mental

-Ganas confianza en ti mismo

-Te haces responsable de tus acciones y resultados

-Disfrutas más lo que tienes en cada momento al estar consciente de que no te pertenecen para siempre

-Creas mejores relaciones interpersonales

-Menos sufrimiento ya que n existe el desapego forzoso sino consciente

-Mayor paz mental

Author: Edith Gomez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.Twitter: @edigomben