Mente

Por qué debes decir “sí” con más frecuencia

Todos saben por qué es bueno decir 'no' de vez en cuando. Establecer límites claros es cómo las personas se ocupan de sí mismos cuando la vida los tiene al borde. Es necesario un tiempo de inactividad para recargar, sin esto es muy probable sufrir de estrés o de un resquebrajamiento emocional.

Pero, igual de importante es decir un entusiasta 'sí' a la vida. Esta actitud puede incomodar a las personas introvertidas, en particular a aquellas que disfrutan de su propia rutina y compañía. Ten presente que “es fuera de tu zona de confort donde se produce la magia.” (https://gananci.com/desperdiciar-la-vida/)

Si bien existen oportunidades que te llenarán de temor, alteraciones abruptas a tu estilo de vida o rutina laboral, puedes evaluarlas y considerar que el cambio de ritmo y el entorno te pueden generar bienestar.

Decir que sí puede cambiar tu vida

Decir 'sí' cambiará tu vida en formas que no puedes ni siquiera comenzar a imaginar. Te abre la puerta a nuevas posibilidades, te permite vivir más plenamente, atrae la positividad y te obliga a ir a sitios más allá de lo que habías pensado, tanto geográficamente como espiritualmente.

Ciertas aventuras te pueden proporcionar todo esto y mucho más. Puedes pensar que es algo difícil, aterrador y abrumador, pero luego descubrirás que no habrá lugar para el arrepentimiento luego de haber dicho "sí" a esas oportunidades. Haz una lista de pros y contras antes de aceptar el desafío y verás cómo los pros serán los que tomen la delantera.

Sal de tu zona de confort

El crecimiento solo ocurre cuando sales de tu zona de confort. Decir "sí" a nuevas oportunidades te sacará de tu cómodo lugar en el sofá y te obligará salir al mundo. Por supuesto que es aterrador y súper incómodo, pero ese es el punto.

Sin la incomodidad solo vas a languidecer, que es exactamente lo que le ocurre a muchas personas que se niegan a cambiar de entorno ante ciertas propuestas.

Si llega ante ti una propuesta laboral o de vida que altera tu estatus quo, puedes empezar a trabajar para sentirte cómodo con la incomodidad antes de emprender este nuevo reto. La idea es simple: acepta la incomodidad como la nueva norma y aprende a disfrutarla, en lugar de tener una actitud de confrontación o rechazo hacía la misma.

Como dice Byron Katie, autora de Loving What Is, "Cuando dejamos de oponernos a la realidad, la acción se vuelve simple, fluida, amable y valiente".

Considerar esto no indica que milagrosamente cada desafío será convertido en una brisa, pero definitivamente te ayuda a mantener una actitud (en su mayoría) positiva cada vez que surja una nueva situación. Te enfocarás únicamente en resolver el problema que tienes frente a ti.

Solo cuando arreglas lo que estaba roto podrás tomar un respiro y te darás tiempo para desahogarte. Acercarse a la adversidad con esta mentalidad te ayudará a mantener el sentido del humor y a no dejarte empantanar por la enormidad del reto que se te presenta.

También intenta reflexionar y conseguir la lección presente en todo. (Porque siempre existirá al menos una.) Esto lo puedes convertir en algo así como un juego, tratando de ver qué tan rápido puedes encontrar la solución al problema.

Lo que puedes ganar al decir 'Sí' más a menudo

Te vuelves más adaptable.

Aprendes a caer, levantarte y seguir adelante a medida que llega cada nueva situación.

Pensar en el momento te resulta mucho más fácil.

Encontrar soluciones se convierte en tu nueva norma.

Tienes menos miedo de probar cosas nuevas.

No hay posibilidad de estancarse.

Nunca se sabe dónde terminarás.

Conoces gente nueva de todos los ámbitos de la vida.

Si estás en pareja, tu relación se hace más fuerte.

Descubres lo que te gusta y lo que no te gusta.

Incluso podrías descubrir que lo que pensabas que te gustaba, ya no (y viceversa).

Te sientes como un niño otra vez.

La vida es más divertida.

Todo es una aventura.

Lo mejor de todo es que el arrepentimiento no es algo de lo que debas preocuparte.

Cuanto más digas 'sí', tu vida crecerá y se expandirá hasta convertirse en algo extraordinario. De repente estás haciendo, no solo soñando. Tampoco es que te conviertas como el protagonista de la comedia Yes Man, llevando las cosas a un extremo, pero no está de más intentarlo. Y si eres introvertido, no temas, tú también puedes hacerlo, ¡cualquiera puede!

Share Button

Author: Edith Gomez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben