Tag: las-Oraciones

Espiritu

Oracion de año Nuevo

Señor, al terminar este año quiero darte gracias por todo aquello que recibí de ti. Gracias por la vida y el amor, por las flores, el aire y el sol, por la alegría y el dolor por lo que fue posible y por lo que no pudo ser. Te ofrezco cuanto hice en este año: el trabajo que pude realizar y las cosas que pasaron por mis manos y lo que con ellas pude construir. Te presento las personas que a lo largo de estos meses ame, las amistades nuevas y los antiguos amores, los mas cercanos a mi y los que están mas lejos, los que me dieron la mano y aquellos a los que pude ayudar, con los que compartí la vida, el trabajo, el dolor y la alegría.

Espiritu

La Oracion Reacpituladora

A partir de ahora recupero toda la energía que se quedó estancada en sucesos pasados de mi vida.Recuerdo ahora cada persona y cada situación vivida y recupero toda mi energía que dejé en estos recuerdos. Recupero ahora toda mi energía que vertí en relaciones personales, profesionales y familiares no resueltas.

Espiritu

San Marcos de Leon

Marcos fue aprendiendo muy bien sobre los sermones de pedro sobre el Maestro Jesucristo y por esta razón los cristianos de Roma le piden a San Marcos que escriba sobre Jesucristo y estas escrituras llegan a convertirse en el Evangelio Segun San Marcos que son las predicaciones del Mismo Pedro.

Espiritu

Espiritu Santo

Ven Espíritu Santo, inflama mi corazón y enciende en el fuego de tu Amor. Dígnate escuchar mis súplicas, y envía sobre mí tus dones, como los enviaste sobre los Apóstoles el día de Pentecostés. Espíritu de Verdad, te ruego me llenes del don de Entendimiento, para penetrar las verdades reveladas, y así aumentar mi fe; distinguiendo con su luz lo que es del buen, o del mal espíritu.

Espiritu

Oraciones a Rafael Arcangel

Que seamos arcángel san Rafael con nuestros prójimos el buen samaritano, al recoger y curar a la persona herida que yace a la vereda del camino, y nos convirtamos sin palabras en unos testigos del amor de Dios. Este hombre prójimo nuestro herido, necesitado de curación, somos todos nosotros. Anunciar el Evangelio significa ya de por sí curar, porque el hombre necesita sobre todo la verdad y el amor.