Imagen de videntes

Videntes de verdad y sus cualidades

La videncia o clarividencia, es aquella visualización de los planos extra físicos, es esa percepción que va más allá de lo natural y lo que vemos en el mundo, por ende una vidente natural es la única que va a tener esa capacidad.

Los videntes de verdad, son aquellas personas que tienen la potestad de visualizar ambientes físicos distantes o cuerpos astrales, mas allá del sentido físico que es la vista, ya que los ojos brindan cierta información visual del plano físico, pero en este aspecto se considera que limitado.

Si alguna vez has tenido ciertas percepciones que no son de esta dimensión, puedes considerar que lo hiciste a través de la clarividencia.

Los videntes de verdad, manejan dos tipos de clarividencia, la extra física que tiene que ver con una percepción que por lo general experimentan en ciertos lugares donde se encuentren.

Por otra parte, los videntes de verdad, pueden realizar una clarividencia viajera, que no necesariamente es física, sino que puede experimentarse sin trasladarse, conectándose con otras personas y lugares.

Importancia de los videntes

Ser videntes de verdad tiene cierta importancia, que radica principalmente en la información que estas personas pueden aportar, de acuerdo a lo que sucede en otros planos o dimensiones, ya que muchas veces esto puede ayudar en asuntos importantes.

Puede que en ocasiones algunas cosas que estén sucediendo en un plano extra físico, cause desequilibrio en tu vida, por lo que un buen vidente puede ayudarte a identificarlas y aconsejarte sobre cómo puedes evitar que estas cosas te afecten.

La clarividencia puede brindarte información y apoyo, es una buena fuente para hallar respuestas ante ciertas situaciones que nos cuesta resolver de manera natural.

Tips para convertirse en videntes de verdad

Puede que ya hayas tenido algunos indicios sobre visiones extra físicas, pero quizás no sabes cómo desarrollarlas, es por ello que te daremos algunos tips y herramientas para hacerlo como los videntes de verdad.

Lo primero que debes tener en cuenta para desarrollar bien este don, es practicar la inmovilidad de los ojos, cerrar tus ojos y dejar de ver lo físico. Además puedes seguir estos tips:

  • Practica con otra persona: Este es un buen ejercicio para iniciarte en la clarividencia, pídele a otra persona que se coloque frente a ti, debes tener los ojos cerrados y a un metro de distancia como mínimo. Trata de realizarlo en un lugar tranquilo, fresco y silencioso.

Es importante que la otra persona te mire fijamente a la cara, tratando de mantenerse tranquilo, solo observándote en silencio.

Lo más importante es concentrarte, evitando la ansiedad por los estímulos visuales que aparecerán.

  • Colócate frente a un espejo: Si eres una persona nerviosa, esta técnica no es muy recomendable, pero si te animas a realizarla, ubica un espejo grande en donde te reflejes a cuerpo completo.

Luego colócate frente al mismo, a una distancia aproximada de metro y medio, adopta una postura cómoda, relájate y mira fijamente hacia algún punto de tu rostro o de tu cuerpo.

De esta manera es fácil que varios estímulos visuales aparezcan, trata de no aferrarte a los mismos y por supuesto no temas, limítate a observar.

También puedes prestar atención al borde de tu cuerpo, incluso mirando a unos centímetros del mismo, esto podría mejorar tu percepción.

  • No dejes de practicar: La mejor manera de darte cuenta si perteneces a los videntes de verdad, es poner tu don en práctica, pidiendo ayuda a otros, informándote sobre el tema.

Incluso puedes pedirles a tus amigos que te ayuden, con cosas como adivinar las características de alguna imagen que hayan colocado en un sobre cerrado.

  • Busca las herramientas acordes a tu don: Si estás aquí es porque seguramente ya has tenido indicios de clarividencia, por lo que sabes de qué manera se te aparecen ciertas visiones, así que puedes buscar estrategias para afinar ese tercer ojo.

En este caso, deja que la intuición sea tu guía, buscar cartas de tarot, péndulo o cualquier cosa que te pueda ayudar.

Cuando tengas una base, especialízate en ello y busca la forma de desarrollar aun más tu don.

  • Básate en preguntas simples: Este es un buen comienzo, has que te realicen preguntas simples, en las que solo debas responder: Si o no.

Déjate llevar, confía en tu intuición y las respuestas correctas van a llegar a ti sin mayor esfuerzo.

El buen videnteSeñales de que eres un buen vidente

  • Tienes un don natural: Esta es la principal señal, ya que no todas las personas tienen la capacidad de intuir cosas que se encuentran en otro plano o que pasaran a futuro.

Los videntes de verdad, pueden contactarse directamente con energías espirituales, observando con claridad lo que todos solo intuyen.

Este don debe ser desarrollado para obtener resultados increíbles y poder tener predicciones realmente exactas.

  • Predices el futuro: Sin duda esta es una de las cualidades que tienen los videntes de verdad, esa intuición única para saber qué pasará en el futuro.

Todo radica también en la precisión de tus predicciones. Un buen vidente es capaz de hacer que las intuiciones mas vagas, puedan transformarse en visualizaciones nítidas de acontecimientos a futuro.

  • Tienes vocación para ayudar a otros: Esta es una característica innata de todo buen vidente, su voluntad para ayudar a otros a percibir cosas importantes o malignas que le ocurrirán, usando su don para ayudar a mejorar la realidad de otros.

Un verdadero vidente, no se basa en el dinero que puedan pagarle por sus predicciones, sino principalmente en la mejoría de los demás a través de su don.

  • Tus visiones son especificas: Eres capaz de captar emociones premonitorias, imágenes nítidas de lo que pasará a futuro, si esto es así, eres un buen vidente y es este don lo que te ayudará a tomar buenas decisiones.
  • Eres honesto: Los videntes de verdad son muy honestos, ya que solo vienen a ser intermediarios con las energías espirituales, captando los mensajes astrales y llevándolos hacia su destino, de manera honesta, sin alterar nada.
  • Percibes sentimientos ajenos: Ser un buen vidente no solo se basa en saber que pasara luego, sino también en conocer como se sienten las demás personas, aunque al principio sea difícil de tolerar, los videntes de verdad pueden captar sentimientos de otros y de esta manera llegar hasta lo que les está afectando.
Te gusto? Like y Siguenos
error