El árbol de la vida en la cultura celta

El Arbol de la vida

El árbol de la vida celta es un símbolo sagrado y muy importante para esta cultura. Se sabe que las costumbres celtas, este árbol sagrado era el símbolo de sus dioses, como también representa la tierra, su sabiduría, la vida y la fuerza.

Estos hombres tenían un muy fuerte vinculo con los bosques, los árboles les regalaban refugio, alimento, con su madera podían cazar y calentarse del frío. Se podría decir que los arables eran sumamente valorados en la cultura celta.

¿Qué significados tiene el árbol de la vida?

El significado que tiene el árbol de la vida puede ser interpretado de diversas maneras. Creemos que no existe mejor simbolismo de la armonía y el equilibrio observados en la naturaleza, que el del árbol de la vida celta.

No obstante, la armonía y el equilibrio son el resultado de muchas de las fuerzas diferentes que tienen el control en el universo. Los celtas asignan al árbol de la vida los atributos como el poder, la sabiduría y la larga duración de la vida.

La regeneración es otro de los símbolos importantes que se derivan del plan de “el árbol de la vida“. Este simbolismo enlazado con la regeneración emana de los cambios estacionales observados en estos árboles por la cultura celta.

Este árbol también es el símbolo de una esencia que conecta el mundo inferior con el superior.

Las raíces que tiene el árbol de la vida celta penetran en lo más profundo, conectándose con el inframundo. Las ramas del árbol crecen, se extiende, llegando al cielo.

El tronco del árbol se mantiene al nivel que tiene la tierra. Según las creencias, los dioses del cielo utilizaban los árboles de la vida para comunicarse con los hombres de la tierra.

También se asocia el desarrollo del árbol de la vida con el desarrollo espiritual.

The tree of life, celticSignificado espiritual del árbol de la vida

Es bastante curioso, este símbolo representaba el conexión con el mundo de los espíritus, sus ramas era tan altas, que se creía que estas tocaban el cielo, en ellas se formaban unos nudos que iban conectando estas ramas con las raíces.

Raíces y ramas hacen representación de la prolongación de la vida en las reencarnaciones. Para la cultura celta, la espina dorsal del mundo era el árbol, ya que por medio de él se podían comunicar con los 3 niveles del cosmos:

·         Con el subterráneo: Se podían conectar por medio de sus raíces.

·         Con la superficie de la tierra: Se encontraba unido por su tronco.

·         Con el cielo: Por medio de sus ramas y la copa del árbol.

La mitología celta cuenta que hace mucho tiempo, en el inicio de los tiempos el árbol había creado una relación bastante estrecha con los humanos.

Los druidas comunicaban sus conocimientos en los árboles, enseñando muchos de sus secretor, como sus famosos brebajes y pócimas que obtenían de las plantas, también usaban las plantas para realizar sus rituales de protección más característicos.

Por lo tanto, se podría decir con certeza que lo árboles eran la esencia de la vida en la cultura celta.

Los druidas aseguraban que cada mujer o cada hombre tenían un árbol en su interior y a través de este podía crecer en conocimientos y sabiduría. Este símbolo creaba una conexión con el mundo de los espíritus, ya que sus ramas podían llegar al cielo, y con sus raíces llegar hasta el mundo de los muertos.

Aun en estado de guerra, el árbol de la vida para los celtas era tan sagrado, no podía ser destruido porque era considerado una ofensa grave.

Origen y definición

El conocimiento del árbol de la vida tiene sus orígenes desde la antigüedad. Este símbolo que es representado por la imagen de un árbol con grandes raíces, un tronco principal y ramas bastante arqueadas, es observado en varias civilizaciones, principalmente en Europa, América Latina, la India y Egipto.

El se encuentra presente en diversas creencias. Cada región y territorio puede tener su propio significado de lo que es el árbol de la vida. Pero en todo caso, lo que los vuelve similares es lo sagrado que se le da a este símbolo.

Un símbolo de familia y conexión con los antepasados

Un árbol es símbolo de las generaciones de tu familia; un árbol brota de una semilla, crece y se ramifica, observa lo lejos que puede llegar y luego crea una fruta nueva la cual da vida a la siguiente generación, para así comenzar de nuevo.

La familia también es simbolizada en el árbol de la vida, a través de sus enmarañadas ramas, mostrando la continuidad que tenemos por medio de cada una de las generaciones.

Nos conectamos a través de sucursales en continua expansión con nuestros padres y abuelos, nuestros hijos y los hijos que ellos tengan.

El árbol de la vida nos invita a recordar que así como sus raíces entran en el suelo, nosotros también estamos conectados con la Tierra.

Nos recuerda también que siempre estamos conectados con nuestra familia, que son nuestras propias raíces, nuestro entorno, que somos parte del universo, un todo.

A medida que van pasando las estaciones, el árbol de la vida perderá sus hojas, luego nacerán otras, esta es la representación física del ciclo de la naturaleza, el árbol de la vida nos regala mensajes de renacimiento. Invitándonos a recordar que somos capaces de evolucionar, ver ciclos nuevos de vida, que nada es fijo.

Finalmente, al observar la representación que tienen las ramas del árbol de la vida, observamos una rama de este, que es la que nos abre las puertas para recordar el apego que tenemos con nuestros seres queridos y con nuestra historia:

Si el pasado no siempre dicta el presente, lo influye“.

La imagen del árbol de la vida se ha vuelto bastante popular debido a energía positiva que las personas asocian con él. Los árboles desde la antigüedad, han sido venerados por personas de distintas culturas alrededor del mundo.

El mensaje de armonía, unidad y equilibrio de la naturaleza transmitido por el árbol de la vida celta encuentra un atractivo universal. Y es por medio de estas virtudes que los humanos, podemos revivir nuestro grandioso pasado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *