Ojos turcos contra la mala vibra de envidia

La envidia: Lo que es y los trucos para quitarla

La envidia es probablemente uno de los peores y mas antiguos males que podemos enfrentar en la vida personal como la espiritual. Podemos encontrar referencia de esta palabra y condición en cantidad de textos ancestrales y sagrados; Por ejemplo, La Biblia.

En La Biblia se encuentran cantidad de versos que hacen referencia a la importancia de mantenernos puros y alejados de las garras de este carácter inmundo. Carácter que cuando toma posesión de nuestras emociones y espíritu, hace mal a quien envidiamos pero también a nosotros mimos. Es practicante una enfermedad terminal para tu espíritu, sin embargo una que es posible superar.

Para hacer referencia de lo previamente establecido acerca de las referencias bíblicas, miremos dos con la intención de advertir concretamente.

1 Corintios 13:4

“El amor es paciente, es bondadoso; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante;”

1 Pedro 2:1

“Por tanto, desechando toda malicia y todo engaño, e hipocresías, envidias y toda difamación,”

Reconozcamos que universalmente existen reglas, que traspasan las barreras de doctrinas y religion y que afirman que el amor puro es el camino a la paz y al bienestar en general. En las doctrinas abrahámicas se decreta de la siguiente forma “amar a Dios sobre todas las cosas” y “amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos”. Quizás la conoces de otra forma, de la forma que se ha vuelto mas conocida en cultura popular, la famosa Regla de Oro: “no hagas a otro lo que no deseas que te hagan a ti”. La envidia no puede vivir donde se obedezcan estas normas universales.

Que es realmente esta condicion?

La envidia consiste en desear lo ajeno, es una condición emocional que quizás esta sembrada en la niñez. En las memorias de maltrato o quizás en sentimientos de exclusion.

Psicológicamente hablando si tu niño o niña interior se siente pequeño por experiencias vividas en la infancia, experiencias que no has buscado superar como adulto, entonces sera mas fácil caer en las garras de el espíritu de envidia.

En la espiritualidad la envidia es mas que una emoción o un trauma de la niñez. La envidia es una especie de ataque psíquico, de posesión espiritual, de agresión mental al igual que emocional contra otra ser humano. En ocasiones esto puede suceder consciente e inconscientemente pero sus efectos no discriminan. Hace mal tanto a la persona que codicia como aquel o aquella que es envidiado.

El codiciar lo ajeno Invalida el agradecimiento al igual que la admiración.

Por este motivo las personas que envidian tienen dificultad en superarse. La lucha con las emociones de pequeñez continuan y se le hace difícil adquirir logros o metas en la vida. Esto se debe a que el agradecimiento como ley universal es necesario para atraer cambios positivos. Una persona que no es agradecida, una persona que no sabe admirar lo bueno en su vida o lo bueno en la vida de los demás, difícilmente experimenta milagros.

Básicamente la envidia es un estado de negatividad y malas vibras pero no se debe confundir con la admiración ya que ambas son parecidas. Para aclarar la diferencia, la admiración por los demás puede llevarte al deseo de obtener un logro idéntico, similar o simplemente puede servirte de inspiración, pero no se busca hacer un mal o destruir.

Sin embargo, la envidia es lo contrario, esta consiste en desear lo que otra persona tiene, pero al mismo tiempo destruirlo. La envidia es producto de el odio. El odio es quien da luz a la envidia como mal espiritual.

 

youtube subscribe ruben ricart

Facebook Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *