Jesus Habla Sobre La Oracion

Esta entrada es un mensaje de Jesus para el Mundo sobre la Oración; la comunión espiritual con el Padre y los beneficios de la oración. Disfruten!

Foto Rostro de Cristo

Este mensaje fue canalizado por un servidor de Dios el 24 de Abril del 1999. – Lo comparto porque esta muy alineado con la verdad de las escrituras y me encanto la manera que fue escrita. Disfrutalo!

“Deseo instruirte hoy con respecto a la oración. La oración es un refugio, o un arma, y un medio de unificación de la criatura con el Creador. Cuanto más rinda el alma su propia voluntad a la Voluntad de Dios, más profunda será su unión a través de la oración.”

“Rinde, entonces, tus planes, tus decisiones, tus deseos. Todo bien llega a ti a través de Dios. En esta rendición comprometes todas las virtudes: la fe, la esperanza, el amor, la humildad, la sencillez, la mansedumbre, la confianza.”

“La oración es comunicación con Dios, puede ser en el corazón, con los labios o a través de cualquier acto que sea entregado a la Divina Voluntad.”

“Mi Madre ora contigo cuando rezas el Rosario. Su Corazón es un canal a través del cual tus oraciones ascienden al Cielo, y la gracia pasa de regreso a ti. Es así como Su Corazón es una conexión con Dios y con la gracia de Dios, justo como si conectaras la luz eléctrica a la corriente.”

“Dios recibe el sacrificio de la oración y lo usa como una espada contra el mal. Él transforma la oración en la gracia que vence al mal en los corazones. Ahora observa, es Satanás quien trata de evitar que ores. Es Satanás quien ataca tu corazón y trata de evitar que rindas tu voluntad para que ores.”

“No importa el curso de la acción en cualquier situación, todo depende de Dios. Confía en esto. El alma que confía sólo en sí misma está perdida.”

“Piensa en la oración como en un rayo de sol. Su luz desciende del Cielo. Nutre los lirios y las flores. Su realeza las abriga en luz. Y adornadas así, florecen, y su belleza da gloria a Dios. El alma que se rinde para orar mucho, también se hace hermosa a los ojos de Dios y da gloria a Dios.”

“Te he dicho, Mi confidente, que la oración es una rendición y un sacrificio. Pero el alma debe aceptar también la manera en que las oraciones son contestadas. La pequeña flor recibe lo que necesita para ser nutrida y crecer. El alma, a través de la oración, recibe lo que necesita para la salvación. En humildad, ella debe aceptar la Voluntad de Dios. Si el Padre sabe lo que una florecita necesita, ¿acaso no sabrá también lo que tú necesitas? Acepta con humildad y agradecimiento lo que Él te envía, como la pequeña flor danzando bajo la luz del sol.”

“Yo me complazco con cualquier oración. Lo que más me complace de todo es la oración sincera del corazón. Este tipo de oración cambia a la gente y los acontecimientos. A Mí, a tu Jesús, lo que más me encanta es la oración de la Misa. Después, el Rosario.”

“Sígueme en la oración. Yo te guiaré.” (Jesús, 24 de Abril de 1999)

 Fuente: amorsanto.com/oraciones.htm

Facebook Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *